El jugador cristiano de fútbol americano, Tim Tebow, y su esposa, Demi-Leigh, tomaron la decisión de enfrentar la problemática de niños abandonados, construyendo una casa refugio en Sudáfrica.

Por medio de una publicación de Instagram, Demi-Leigh informó cómo ella y su esposo decidieron construir un hogar para bebés abandonados en Sudáfrica, nación de donde proviene la ex-reina de belleza.

De acuerdo con las estadísticas proporcionadas por la modelo, «se estima que entre 3 y 4 bebés son abandonados diariamente en una importante área metropolitana sudafricana».

Luego de revelarse esta estadística, diversas personas solicitaron a la Fundación Tim Tebow que interviniera y accionara al respecto, por lo que recientemente con la ayuda de una recaudación de fondos, lograron obtener los recursos necesarios para construir un hogar para los pequeños abandonados.

Según la visión de la organización sin fines de lucro, con esta iniciativa esperan poder ayudar a crear una alternativa que salve vidas, abordando así la crisis masiva de bebés abandonados en Sudáfrica.

«En la misión de llevar fe, esperanza y amor a aquellos que necesitan un día más brillante en su hora más oscura de necesidad», escribió Demi-Leigh en Instagram.

Del mismo modo, dio a conocer que estarán trabajando de la mano de la asociación Impact Africa, quienes ayudarán en las operaciones de rescates de bebés. La iniciativa también ayudará a las madres desesperadas en estos tiempos tan difíciles.

Gracias a una recaudación de fondos, «TTF (Tim Tebow Fundation) comenzó a construir una casa para bebés ubicada en los suburbios del noroeste de Johannesburgo», revelaron.

Cabe destacar que, Demi-Leigh, quien fue Miss Universo 2017, manifestó que disfrutó mucho su viaje a Sudáfrica, donde pudo visitar la casa casi terminada para los bebés abandonados y compartió con algunos pequeños que estaban allí.

«Todos los niños merecen un hogar amoroso, afectuoso y seguro. Y esperamos poder ofrecer eso en asociación con Impact Africa», dijo. «Estamos muy agradecidos por el apoyo de personas de todo el mundo que ayudaron a hacer posible este hogar especial».

Desde que formalizaron su unión matrimonial, la pareja cristiana ha hecho muestras de su fe en Cristo públicamente y han trabajado en pro de las comunidades más vulnerables, incluso en medio de la crisis provocada por el coronavirus.

Su esfuerzo y esperanza han sido el ejemplo de muchos, demostrando un rostro diferente de la comunidad cristiana en medio de tantos conflictos y polémicas.

Oremos por esta pareja para que Dios continúe bendiciendo la obra de sus manos, y por los niños abandonados en Sudáfrica y todo el mundo, para que puedan encontrar una familia y futuro a pesar de los pronósticos y complicaciones.