Kent Taylor, el director ejecutivo y cofundador de la famosa cadena de restaurantes Texas Roadhouse se quitó la vida después de padecer “insoportables” síntomas del coronavirus, según familiares que enviaron un comunicado a diferentes medios.

La muerte del CEO fue confirmada por la propia cadena, que tiene varios de sus establecimientos en territorio texano y un total de 600 en los 49 estados del país.

“Kent luchó y luchó duro como el ex campeón de pista que era, pero el sufrimiento que se intensificó enormemente en los últimos días se volvió insoportable”, indicó la familia en un comunicado publicado por The Hill.

“Pero al estilo de Kent, siempre encontró un rayo de luz para ayudar a los demás. Más recientemente, se comprometió a financiar un estudio clínico para ayudar a los miembros del ejército que también sufren de tinnitus”, continuó el comunicado, refiriéndose a zumbidos o zumbidos en uno o ambos oídos.

Durante 10 meses, Taylor renunció a su salario y lo donó para ayudar a los trabajadores de restaurantes de primera línea durante la pandemia, informó WAVE .

“Nos entristece la decisión que Kent sintió que tenía que tomar y queremos enfatizar más que nunca la importancia de pedir ayuda si usted o un ser querido está sufriendo”, agregó la familia.

La sucesión en la empresa

La junta directiva de la compañía anunció que el presidente Jerry Morgan asumiría el rol de CEO de la compañía, según un comunicado.

“Si bien nunca se espera la pérdida de un visionario como Kent, nuestro plan de sucesión, que dirigió Kent, nos da una gran confianza. La experiencia operativa de Jerry y más de 20 años de experiencia en Texas Roadhouse serán clave para ayudar a la Compañía y Roadies a avanzar después de una pérdida tan trágica ”, dijo Greg Moore, director principal de Texas Roadhouse.

Morgan, un veterano de 23 años de Texas Roadhouse, tiene más de 35 años de experiencia en administración de restaurantes con Texas Roadhouse, Bennigan’s y Burger King. Él comenzó su carrera en Texas Roadhouse en 1997 como socio gerente del primer restaurante de la compañía en Texas.