El evangelista hizo estos comentarios a ABC News, que examinó la división dentro de la comunidad cristiana sobre las vacunas.

Según Pew, alrededor del 54% de los evangélicos blancos dicen que “definitivamente o probablemente” se vacunarán. Esta cifra es inferior a la de los católicos (77%), los protestantes negros (64%) y los ateos (90%).

“Mi padre creía en la medicina moderna“, dijo Graham.

“Si cada vez que había una vacuna o algo que podía ayudar a protegerte, él era un defensor de ello. Lo aceptó. Creo que es coherente con las Escrituras: que protejamos nuestras vidas y hagamos todo lo que podamos para salvarlas. Así que no tengo ningún problema en decirle a una persona que tome una aspirina o en decirle que se vacune“, añadió.

A medida que las vacunas Covid-19 se han distribuido por Estados Unidos, la tasa de infección de coronavirus ha disminuido.

Según el rastreador de vacunas Covid de Bloomberg, hasta el lunes, se habían administrado más de 100 millones de dosis. Cada día se vacunan 2,4 millones de estadounidenses aproximadamente.

Graham también dijo que se le ha administrado la vacuna. “Gracias a Dios por los médicos y los investigadores que han dedicado este tiempo, esfuerzo y dinero para desarrollar estas vacunas“, dijo el evangelista.

“Espero que el pueblo estadounidense las utilice“, señaló.

“Espero que los pastores en el púlpito digan a la gente cómo pueden salvarse del juicio de Dios, y eso es a través de la fe en Jesucristo“, dijo Graham en relación a los pastores que dicen a sus feligreses que no se vacunen.

“Creo que un pastor le diga a alguien que no se vacune es problemático, porque ¿qué pasaría si esa persona muriera -se contagiara del Coronavirus y muriera- entonces el pastor es responsable? Yo me sentiría responsable“.