Varios legisladores de Arkansas rechazaron la negativa del gobernador Asa Hutchinson sobre un proyecto que prohibiría la experimentación médica en menores de edad para cambiarlos de género.

La Cámara y el Senado de Arkansas votaron abrumadoramente para anular el veto sobre el Proyecto de Ley 1570 de la Cámara, también conocido como la Ley de Salvar a los Adolescentes de la Experimentación (SAFE).

Esto convierte a Arkansas en el primer estado de EE.UU en prohibir el uso de bloqueadores de la pubertad, hormonas de sexo cruzado y cirugías cosméticas de género electivas, también conocida como mutilación de órganos sexuales, en jóvenes que desean cambiar de género.

Otros estados, mayormente del sur de Estados Unidos, están considerando una legislación similar.

Publicidad

Robin Lundstrum, representante estatal republicana de Elm Springs manifestó su apoyo al proyecto de ley diciendo que «en ocasiones la medicina está mal, pero no se debería experimentar con niños».

Los legisladores arkansanos solo requerían una mayoría simple para anular el veto del gobernador y obtuvieron 75-25 en la Cámara y 25-8 en el Senado.

Aparte de acciones legales exitosas, esta nueva ley debería entrar en vigencia a partir de este próximo verano.

La Ley SAFE tiene como finalidad prohibir los procedimientos experimentales de transición de género medicalizados para menores; que incluye recetar bloqueadores de la pubertad a menores que luchan contra la disforia de género.

Hutchinson vetó el proyecto de ley este lunes, asegurando a periodistas que la medida interferiría erróneamente con la profesión médica.

«Si el proyecto de ley se convierte en ley, entonces estamos creando nuevos estándares de interferencia legislativa con los médicos y los padres mientras se ocupan de algunos de los asuntos más complejos y sensibles que involucran a los jóvenes», dijo en aquel momento el gobernador.

No obstante, los grupos conservadores se pronunciaron en contra de sus opiniones, pidiendo a los legisladores del estado que tomaran cartas en el asunto con el objetivo de proteger a los menores.