Las ventas de juegos de ajedrez se han disparado, según dijo Mary Higbe, directora de mercadotecnia de la empresa Goliath Games, una compañía que vende seis tipos diferentes de juegos de ajedrez. Sus ventas de ajedrez en octubre ya habían aumentado un 178% con respecto al mismo período del año pasado, pero a finales de este mes sucedió algo todavía más inesperado, pues sus ventas de ajedrez han subido un 1,048% hasta el momento, de acuerdo con NPR. La razón de este aumento en la popularidad del juego es el drama de época de Netflix que está disponible en la plataforma desde finales de octubre. “Desde que se lanzó ‘The Queen’s Gambit’, nuestras ventas de ajedrez han aumentado en tres dígitos”, dijo Elizabeth LoVecchio, vicepresidenta de marketing de Spin Master, una empresa de juguetes que tiene una división de juegos clásicos, como el ajedrez, las damas y el backgammon, y que posee aproximadamente el 70% de la participación de mercado en los Estados Unidos. LoVecchio dice que las ventas de estos juegos comenzaron a dispararse cuando la gente tuvo que quedarse en sus casas a causa de la cuarentena impuesta por la crisis de salud. Pero lo que está sucediendo con las The Queen’s Gambit “no tiene precedentes, y anticipamos que nuestras ventas aumentarán aún más“, dijo LoVecchio. Por otro lado, eBay registró un aumento del 215% en las ventas de juegos de ajedrez desde que The Queen’s Gambit llegó a Netflix, y los compradores buscan juegos de ajedrez de madera nueve veces más que los de plástico, electrónicos o de vidrio, según un portavoz de eBay, por lo que se advierte en cualquier momento la demanda superará la oferta.

Placa de hormigón cae desde un edificio y aplasta un auto mientras el dueño limpiaba el parabrisas

Una placa de hormigón cayó desde el techo de un edificio de nueve pisos en la ciudad rusa de Vladivostok, impactando un automóvil aparcado frente a la entrada. El hecho ocurrió en medio de intensos vientos y lluvias heladas, cuando el dueño del vehículo quitaba la nieve acumulada en el parabrisas. El hombre se salvó de ser aplastado apartándose en el último instante. A pesar de haberse quedado sin vehículo, el automovilista pareció tomarse la situación con buen humor y fue fotografiado sonriendo y bebiendo una cerveza apoyado sobre el capó.