Con lagrimas en los ojos, asustado y solo, así es como un niño fue captado en video caminando en la frontera entre México y Estados Unidos, lugar que en los últimos días se ha transformado en un estremecedor y angustiante escenario donde varios pequeños migrantes han tenido que enfrentar sin compañía de un adulto o junto a desconocidos el trayecto hacia el país del norte.

En las imágenes, el pequeño está caminando por la carretera, un conductor de un vehículo es quien lo graba cuando el pequeño camina hacia dirección para pedirle ayuda.

Me pueden ayudar? Es que yo venía con un grupo de personas y me dejaron botado y no sé a dónde están”, cuenta el niño que a los pocos segundo de ver al adulto comienza a llorar.

 

Publicidad

El hombre que lo encontró le pregunta al pequeño si es que venía con su madre, padre o con alguien más, a lo que él dice: “nadie, yo venía en un grupo (…) y al final me dejaron botado y yo venía aquí a pedir auxilio”.

“Yo vengo porque si no dónde me voy a ir. Tal vez me pueden robar, secuestrar o algo… Tengo miedo”, comenta entre lagrimas el niño que iba con una chamarra y una playera de Batman.

El video ha sido compartido por varios medios estadunidenses luego de ser viralizado en redes sociales. Según ABC News, el estremecedor registro fue compartido en Facebook por un amigo de un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos.

La misma cadena informó que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos confirmó que se trataba de un niño de 10 años proveniente de Nicaragua, quien llegó al lugar en compañía de un grupo de migrantes, quienes siguieron su trayecto sin el menor, quien se habría quedado dormido.

La publicación en la red social describe en el video que el pequeño habría estado con 184 personas. Tras ser encontrado, según el mismo artículo, fue llevado a las instalaciones de la Patrulla Fronteriza en Donna, Texas, donde se contactó con su familia.

“Escenas como éstas son demasiado comunes, ya que los traficantes continúan abandonando a niños en áreas desoladas, sin tener en cuenta su bienestar”, dijo un portavoz de CBP al medio estadunidense.

El caso de este niño no ha sido el único, una niña de 7 años también fue encontrada por un equipo de prensa luego de caminar sola hacia Estados Unidos, luego de que su padre la dejara tras recorrer juntos por 22 días México, tras llegar desde Honduras.

Un hecho similar vivió un niño de 12 años de Guatemala, quien cruzó solo el Río Bravo (Río Grande en Estados Unidos), sin contar con la compañía de un adulto de su familia.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) detuvo a 100 mil 441 indocumentados en febrero, frente a 78 mil 442 de enero, una tendencia al alza. Aunque aún no alcanza a mayo de 2019, cuando la misma agencia aprehendió a 132 mil 856 personas y el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a México con la imposición de aranceles.

Estas situaciones ocurren mientras, desde el gobierno de Joe Biden, afirman que están implementando ayuda para los constantes grupos de migrantes que buscan ingresar a Estados Unidos. Los trabajos, según la administración del demócrata, están enfocados especialmente a los niños y adolescentes que llegan solos a la zona fronteriza, un hecho que ha tenido un incremento en las últimas semanas.