Más de un año desde que se cancelaron los planes para un Juego de Estrellas entre la Major League Soccer y la Liga MX en Los Ángeles debido a la pandemia de coronavirus, el juego está oficialmente de vuelta.

El juego se llevará a cabo el 25 de agosto en el Banc of California Stadium, la casa de LAFC, cuyo entrenador, Bob Bradley, dirigirá a los jugadores de la MLS.

“Los fanáticos han estado esperando este histórico enfrentamiento durante más de un año, y no tenemos dudas de que el Juego de Estrellas de la MLS 2021 presentado por Target valdrá la pena la espera”, dijo el comisionado de la MLS, Don Garber, en un comunicado. “Un juego de esta magnitud en Los Ángeles, jugado frente a fanáticos increíbles en uno de los estadios de fútbol más grandes del fútbol mundial, no se parece a nada que haya visto nuestro deporte”.

Desde 2005, el MLS All-Star Game ha presentado a un equipo de estrellas de la liga contra equipos europeos que se preparan para el inicio de su temporada.

El cambio de formato es un paso más hacia el fortalecimiento de la relación de trabajo entre las dos ligas. Esperan celebrar la Copa Campeones, que enfrentará a los campeones de la Copa MLS, Columbus Crew, contra los ganadores entre Cruz Azul y León, que juegan por el título de Campeón de Campeones de la Liga MX.

La MLS y la Liga MX también planean el regreso de la Copa de Ligas, que presenta a los cuatro mejores equipos de cada liga que no se clasificaron para la Liga de Campeones de la CONCACAF.

“La Liga MX se enorgullece de ser parte del Juego de Estrellas de la MLS 2021”, dijo el presidente ejecutivo de la Liga MX, Mikel Arriola, en un comunicado. “Este será un partido intenso en un escenario fantástico y un estadio de clase mundial en Los Ángeles, una ciudad que tiene una profunda conexión con nuestro país, liga, jugadores y aficionados”.

LAFC anunció la semana pasada que volvería a su capacidad máxima cuando el equipo reanude el juego el 19 de junio.

Garber y Arriola también hablaron sobre el potencial de integrar sus competiciones en el futuro en una sola liga norteamericana, dijeron funcionarios a Reuters el miércoles.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, dijo recientemente que apoyaría tal movimiento y agregó que podría producir la mejor liga del mundo, un sentimiento compartido por Garber y Arriola.

“Trabajando juntos, podemos convertirnos en una de las regiones más fuertes del mundo”, dijo Arriola en una entrevista. “Estamos alineados en el concepto”.

Garber dijo que una fusión ayudaría a inclinar el panorama del fútbol en la dirección de América del Norte y le daría a la región una mayor influencia política en la FIFA y CONCACAF.

“Juntos, las fuerzas combinadas de ambas ligas serán mucho más valiosas para nuestros fanáticos y todos los que se preocupan por nuestro deporte que si intentáramos hacerlo solos”.

Noticia por: ESPN