Novak Djokovic llegó a Melbourne antes del Abierto de Australia, pero un error de visa reportado generó dudas sobre su participación en el Grand Slam de apertura de temporada.

Los organizadores del Abierto de Australia anunciaron el martes que a Djokovic se le había otorgado una exención médica, una decisión que provocó una reacción violenta entre los australianos.

Sin embargo, según los medios The Age y The Sydney Morning Herald, la Fuerza Fronteriza de Australia se comunicó con el gobierno del estado de Victoria después de enterarse del problema con la visa presentada por el equipo de Djokovic mientras el serbio se dirigía a Australia.

El 20 veces campeón de Grand Slam viajó a Australia con una visa que no permite exenciones médicas por no estar vacunado, informaron los medios de comunicación australianos.